SALUD BUCO-DENTAL Y DEPORTE

Según la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) la relación entre la práctica deportiva y la salud bucodental tiene una doble vertiente: por un lado, una mala salud bucodental puede influir negativamente en el rendimiento deportivo.

Por otro lado, la práctica deportiva regular suele ser parte de un estilo de vida saludable y  limita los riesgos de patologías a nivel general y en la cavidad oral.

En una boca enferma se produce una situación de infección crónica que puede llegar a originar problemas musculares, tendinitis, artritis…que van a limitar el rendimiento del deportista, sobre todo cuando se asocian también a dolor y limitación funcional. También se vincula con mayor fatiga muscular y una recuperación más tardía de las lesiones musculares. Igualmente, se suelen asociar determinados problemas bucales con trastornos que  pueden minimizar el rendimiento deportivo; así, por ejemplo, una maloclusión puede producir un defecto en el equilibrio, la tensión mandibular se puede relacionar con dolores en cuello y espalda, y una mala masticación puede provocar la disminución del poder energético del deportista.

Una práctica deportiva regular y moderada ayuda a prevenir enfermedades de las encías y a tener una boca más sana.

También se ha analizado la posible relación entre obesidad, buena salud física y periodontitis, demostrándose que las personas con menores índices de masa corporal y mayores consumos de oxígeno durante el ejercicio tienen una mejor salud periodontal. Y es que la obesidad se ha mostrado como un factor de riesgo para padecer periodontitis.

En definitiva, Un adecuado estado bucodental disminuye el riesgo de lesiones y de algunas enfermedades y, de esta manera, colabora en el rendimiento deportivo.

ENLACES DE INTERÉS:

Pida cita por teléfono u online

Llámenos al 91 695 38 75 / 616 266 933 o rellene el formulario de cita
Pedir cita online